* parasitos internos
* parasitos externos
 
 
PARASITOS INTERNOS

  CÓMO SE PUEDE CONTAGIAR MI ANIMAL DE COMPAÑÍA?
Los perros y gatos pueden contagiarse de gusanos intestinales al entrar en contacto con suelos contaminados o ingerir tierra, arena o presas infestadas, a través de pulgas u otras mascotas infestadas e incluso por nuestros zapatos. Algunas especies de lombrices además pueden transmitirse a los cachorros a través de la leche de la madre.

CÓMO VOY A SABER SI TIENE GUSANOS?
Los parasitación por gusanos intestinales es difícil de detectar. Son parásitos que viven en el intestino e interfieren en la absorción de los nutrientes. Cuando se aprecian los primeros síntomas en el animal, la infestación puede estar muy avanzada, provocando diversos síntomas como perdida de apetito, vómitos, diarrea, mal estado del pelaje, o perdida de peso. Por eso es importante desparasitar regularmente para evitar llegar a este extremo.

   

SI MI GATO NO SALE DE CASA, Y MI PERRO NO VA AL CAMPO, PUEDE TENER GUSANOS INTESTINALES?
- Si, aunque realmente están menos expuestos también pueden contagiarse. Los huevos y larvas de los gusanos pueden encontrarse en muchas partes, como la tierra de las macetas, nuestros zapatos o transmitirlos pájaros o pulgas. Algunos huevos de parásitos son muy resistentes y pueden sobrevivir durante años en el medio ambiente.

CUAL ES EL RIESGO PARA LAS PERSONAS?

A pesar de no darse con frecuencia, el riesgo de transmisión de gusanos intestinales a las personas, sobretodo a los niños, es importante, existiendo casos documentados.
Los niños están más expuestos al contagio al meterse los dedos en la boca después de estar en contacto con un perro o gato infestado, o jugando en suelos contaminados.

La migración de larvas de ascáridos en las personas comporta diversas enfermedades, si alcanzan los ojos pueden ocasionar la pérdida parcial o total de visión, en algunos casos irreversible. Otras especies como los ancilostómidos provocan dermatitis a nivel de la zona de contacto además de otros problemas asociados como anemia, diarrea, perdida de peso o dolor abdominal.

Algunos gusanos planos, como los de equinococcus, forman peligrosos quistes que infestan y destruyen órganos vitales como el hígado o pulmón, llegando a producir la muerte.

CÓMO NOS CONTAGIAMOS?
- Por vía oral, cuando las mascotas lamen las manos o la cara de sus propietarios, acción con la que pueden contagiar huevos de parásitos.

- Por contacto con el pelaje del animal

- Por contacto directo de la piel con lugares contaminados (arena, tierra...)


En la salut recomendamos desparasitar a los animales adultos cada 3 meses para tener la tranquilidad de que tanto su mascota como su familia están protegidos durante todo el año.

CONSEJOS ÚTILES PARA PREVENIR LOS PARÁSITOS INTESTINALES:
- Al limpiar la caja de arena de los gatos, tirar siempre las heces a la basura (nunca al desagüe) para destruirlas por la acción del calor.
- Evitar que los niños ingieran tierra o se lleven a la boca juguetes u otros objetos en las zonas de recreo abiertas donde hayan podido defecar perros o gatos
- Desparasitar a tu mascota cada 3 meses.
- Lavarnos las manos varias veces a lo largo del día, pero como mínimo siempre antes de comer y/o después de haber tocado a nuestro perro o gato.
- Lavar muy bien las verduras crudas antes de consumirlas.
- No meter los animales en la cama ni permitir que nos chupen, en la medida de lo posible.

     

 


PARASITOS EXTERNOS

Esos molestos habitantes

Las pulgas, además de ser parásitos molestos para los animales y sus propietarios, son parásitos difíciles de erradicar causando importantes problemas para todos.
Las garrapatas son más frecuentes al inicio de la primavera. Son más fáciles de apreciar en los animales porque fijan su aparato bucal bajo la piel del animal.

 

- Sólo hay pulgas en la primavera y el verano?
No. Hoy en día, con el uso extendido de la calefacción en nuestros hogares, las pulgas pueden vivir durante todo el año. Aunque haga frío en la calle, en casa se reproducirán como si fuese primavera todo el año.

- Le he sacado una pulga a mi mascota, puedo estar tranquilo de que he solucionado el problema?

No. Una sola pulga puede poner 50 huevos al día, que se desarrollarán en el entorno de la mascota. Las alfombras, sofás y camas de la casa proporcionan el ambiente adecuado para su reproducción y transformarse en nuevas pulgas en pocas semanas.

- Mi perro no tiene pulgas porque le baño con champú antiparasitario.
Está muy bien utilizar un champú antiparasitario en el baño, pero sólo eliminará los parásitos que en esos momentos estén en el animal. Además de eso, debería tratarlo con productos especiales que le proteja de nuevas ingestaciones durante todo el año.

- Es verdad que transmiten enfermedades?
Sí. Las pulgas pueden transmitir el gusano plano llamado Dipylidium caninum. Los animales pueden ingerir pulgas al lamerse, con lo que es importante que desparasitemos internamente si vemos pulgas al animal.
Hay algunos animales que son alérgicos a los componentes de la saliva de la pulga, así desarrollan un cuadro de hipersensibilidad cada vez que le pica una.

 Las garrapatas pueden transmitir unos parásitos hemáticos tanto a los animales como a las personas mediante la picadura, con lo que desarrollaran enfermedades que pueden llegar a ser muy graves si no se diagnostican a tiempo.  
   

Es muy importante proteger a nuestros amigos durante todo el año contra todos estos parásitos externos con productos eficaces y seguros. En vuestro veterinario os podrán aconsejar.